Verano: Recuerdos de mis primeros pedaleos en bici

¡Todos esperamos el verano, como agua de mayo!
El buen tiempo, las horas de luz y las vacaciones… ¡Los peques después de San Juan ya pueden disfrutar de casi 3 meses de diversión!

Cuántos recuerdos nos vienen a la cabeza pensando en aquella operación salida en dirección al pueblo de nuestros abuelos, con el coche repleto de maletas y ¡sin aire acondicionado!

Nada importaba, teníamos todo el tiempo del mundo para vivir el verano. Algunos momentos no eran tan buenos, cuando después del desayuno nadie nos quitaba el abrir los cuadernillos de ejercicios y hacer un par de paginitas a regañadientes…
¡Ahora todo eso les toca a los nuestros!

El verano es también aquella época en que muchos aprendimos a montar en bicicleta. ¿Recordáis? Nos subíamos, le dábamos a los pedales algo inseguros y desde atrás, alguien nos decía:
No te preocupes, yo te cojo, ¡pedalea!
Y de repente, cuando menos imaginábamos, íbamos ya cuesta abajo y casi sin frenos pero por nosotros mismos ¡Qué ilusión!

aprender montar en bicicleta niños

Las caídas eran feas y dejaban marcas, pero al igual que los tatuajes, cada vez que las miras son parte de ti y de un bonito recuerdo. ¿Vamos a dejar que nuestros peques crezcan sin esos recuerdos?
Ahora que ha llegado el verano, los papás podemos ofrecer a los nuestros la oportunidad de aprender mientras disfrutan  al aire libre.

¿Porqué son importantes las bicicletas para su desarrollo?
La bicicleta se puede considerar un juguete educativo por todos los beneficios que ofrece en el desarrollo de la inteligencia psicomotriz de los más peques.

Ya desde los 12 meses, pueden empezar aprender a moverse con un correpasillos y ayudarse a dar sus primeros pasos con este bonito regalo. Los expertos los recomiendan como herramientas verdaderamente útiles para el crecimiento de los niños. Con ellos empiezan a tomar sus primeras decisiones de movimiento y a ganar un poco de independencia.

También podéis ofrecerles un triciclo para el desarrollo de la motricidad, tan importante para el crecimiento. ¡Los más modernos y divertidos son los nuevos Kazam Mini que encontrarás en Newbornriders!

Si tenéis en mente comprar una bicicleta evolutiva aquellas de las que tantas veces habéis oido hablar, podréis elegir entre gran variedad de diseños, colores, materiales y precios en nuestra web.Un peque a partir de 1 año y hasta los 8 puede aprender a mantener el equilibrio en una de estas bicicletas.  Se adaptan al crecimiento del pequeño y así sólo es ir cambiando de posición algunas piezas de la bicicleta, y tendréis bici nueva hasta que sean más mayores.

Un ejemplo de bicicletas convertibles que están gustando mucho a los papis son las bicicletas de madera Wishbone 3 en 1. Tienen un diseño único, divertido, y muy respetuoso con el medioambiente. Ofrecen 3 funciones distintas para adaptarse a las fases de aprendizaje de los niños.

Si queréis que los peques aprendan como lo hacíamos nosotros, también podéis elegir una bicicleta con ruedines, pero éstas suelen ser menos habituales hoy en día.

aprender montar bicicleta con ruedines

Los estudios de las marcas más reconocidas del sector recomiendan el uso de las bicicletas sin pedales. ¿Por qué? Los niños en edades muy tempranas son como esponjas. Aprenden muy rápido y, como padres, podemos ayudarles en esta fase del aprendizaje.

Con una bicicleta que no tenga un punto de apoyo fijo en cada lado de la rueda trasera —a diferencia de las típicas bicicletas con ruedines— los peques aprenden más rápido a mantener el equilibrio. Por tanto, el paso de una bicicleta pequeña a una más grande y sin ruedines, para ellos es coser y cantar.

¡Todo siempre es cuestión de gustos, pero lo más importante es la felicidad de los peques!

¿Queréis compartir cómo fue la primera vez que aprendisteis a montar en bicicleta?
¡Nos encantará leeros!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*